domingo, 12 de junio de 2016

Elecciones e igualdad.



Elecciones e igualdad.

Ante las elecciones que se realizarán este próximo 26 de junio conviene que todas las personas preocupadas por el destacado poder que posee el feminismo de género en nuestra sociedad, cuyo resultado más palpable es el rotundo hembrismo que daña seriamente la igualdad de sexos día a día, recapitulemos ideas para elegir correctamente a quien dar nuestro voto, a fin de desbloquear este negativo orden de cosas.

Los partidos mayoritarios más tradicionales como el PSOE o el PP hace tiempo que se han convertido en fieles plataformas de poder del hembrismo. No se trata sólo de que hayan apoyado la LIVG, sino que además Pedro Sánchez recientemente planteó la ampliación de esta ley claramente discriminatoria y misándrica más allá de las relaciones de pareja, para agravar considerablemente la asimetría penal y el concepto de delito de autor contra los hombres en nuestra sociedad. El PP, si bien no se ha planteado esta medida aún, ha potenciado la creación de las leyes de censura hembrista para poder sancionar severamente a quienes con sus opiniones y argumentos contradigan la versión oficial afín al generismo*.

Los partidos de extrema izquierda como IU o Podemos son todavía más radicales en este aspecto, por lo tanto puede imaginarse que como mínimo implementarán medidas tan sexistas como las anteriores, y también favorecerán una mayor expresión en el día a día del ultrafeminismo, popularizando este movimiento que la mayoría no comparte como si representase una tendencia social y cultural ampliamente aceptada, dándole mayor presencia en la calle y por lo tanto más poder e influencia en nuestras vidas cotidianas.

Por fortuna existen algunos partidos políticos que se han desmarcado del hembrismo y permiten canalizar un voto eficiente para detener el auge de una sociedad misándrica y femicéntrica. El que tiene mayor volumen de votos es el partido Ciudadanos, aunque su promesa referida a la posible abolición de la asimetría penal ante la ley por razón de sexo, que de realizarse significaría enfrentar muy firmemente uno de los principales abusos de género, se ha presentado con ambigüedad y es difícil saber con certeza si finalmente resultará en algo práctico. Su última postura en relación con este tema es esperanzadora y Ciudadanos parece nuevamente decidido a acabar con la desigualdad por razón de sexo ante la ley, mientras lanza fuertes críticas contra la Ley Integral contra la Violencia de Género por considerarla fallida y necesitada de serias modificaciones. También defiende la creación de una ley de violencia intrafamiliar carente de desigualdades y que abarque el conjunto de las relaciones de pareja y domésticas en su ámbito de actuación. Si intentasen llevar esto a la práctica tal cual se expone Ciudadanos podría dañar muy seriamente el consenso político que blinda al feminismo de género frente a todas sus merecidas críticas.


Tiene también a favor el que de momento se haya mostrado reticente a ir más allá con los abusos de las hembristas, lo cual no es poco considerando el claro sexismo que marca las políticas sociales de los demás partidos, ejemplificado por la propuesta del PSOE de ampliar la aplicación de la Ley Integral contra la Violencia de Género fuera de las relaciones de pareja. Esto extendería los graves abusos que esta ley ocasiona contra los hombres a prácticamente cualquier conflicto que pueda surgir en el día a día entre hombres y mujeres en cualquier ámbito, desde una discusión vecinal, a un desencuentro laboral, un enfrentamiento fortuito o una simple discusión de tráfico.

Estas situaciones serían valoradas de una forma tremendamente injusta con los varones, tal como sucede actualmente en los conflictos de pareja, sólo porque desde la errónea óptica feminista radical los hombres somos los privilegiados y sexistas, es decir, los machistas y patriarcales, a pesar de las muchas discriminaciones y cargas sociales e históricas** que padecemos en mayor grado que las mujeres, o que vivamos en una sociedad de las más avanzadas en derechos sociales y en equiparación de los dos sexos ante la ley, salvo precisamente en aquellas áreas influenciadas por las legislaciones de género que discriminan sistemáticamente a los hombres. Considerando esto la estrategia de votar a Ciudadanos y a continuación motivarlo para que avance con más firmeza hacia la igualdad evitando más posicionamientos confusos podría tener sentido, aunque sólo sea para evitar una agudización del hembrismo, antes de organizar una mejor y más potente respuesta social y política que lo haga retroceder.

En efecto, el feminismo de género se ha especializado en hacer un mal uso del concepto de liberación de la mujer y la necesaria labor de equiparar sus derechos sociales y legales con los de los hombres para diseñar una artimaña política, y al usar esta expresión quiero subrayar todo lo que la palabra política puede conllevar de demagógica, abusiva y tramposa, encaminada a lograr ventajas y privilegios para el grupo sexual que centra su interés, las mujeres, mientras se ignora, discrimina y niegan derechos fundamentales, por lo tanto se oprime, al grupo sexual que consideran su contrario, el de los hombres, aprovechando que estos carecen de una ideología y movimiento social propio que les permita defenderse de estos perjuicios. Por eso el feminismo de género potencia una constante guerra de sexos contra los hombres basada en una constante y desproporcionada victimización de las mujeres y culpabilización de los varones, y cuanto más avance más omnipresente y exagerado volverá su sexismo.
Partidos como VOX y UPyD han demostrado claramente su rechazo al generismo además de un elevado grado de continuidad, valentía y lucidez en su oposición a esta ideología. Es un hecho que votarlos resultaría en un voto útil, ya que un incremento de su popularidad y éxito electoral les dotaría de una mayor fuerza política para materializar sus buenos propósitos. No sólo esto, sino que votarlos representaría la justa recompensa a su más que evidente compromiso con la justicia y la igualdad y a los muchos desvelos que por obrar de esta noble manera han soportado varios de sus integrantes.

En mi opinión las únicas opciones realmente válidas para plantar cara al hembrismo serían las últimas, es decir VOX, UPyD y Ciudadanos, pero añadiendo en el caso de este último que sería necesario plantearles a través de los medios de contacto que nos ofrecen que muchos de sus votantes les apoyan confiando en su oposición al hembrismo, y si esta actitud se debilita o desaparece no merecerán recibir este respaldo por más tiempo.

Invito a cualquier persona contraria al feminismo de género a que les envíe un mensaje correcto, breve y bien argumentado animándoles a continuar por este camino, para recibir los muchos votos que merecerán si ellos también se desligan definitivamente de lo políticamente correcto en materia de género, para hacer lo éticamente justo en materia de igualdad.

Para quienes no tengan tiempo de redactar este mensaje les adjunto el siguiente modelo que podría resultarles útil:

Buenos días.

He leído con agrado que se plantean Uds. terminar con las asimetrías penales por razón de sexo en el ámbito de los conflictos de pareja y que en su momento consideraron fallida a la Ley Integral contra la Violencia de género, razón por la que se propusieron modificarla. También se plantean la creación de una Ley de Violencia Intrafamiliar carente de sesgos sexistas y dotada de un ámbito de actuación más inclusivo, que protegería a todas las posibles víctimas de violencia en el ámbito doméstico sin parcialidades de ningún tipo. Esto ayudaría a restablecer en nuestro código legal el concepto de igualdad ante la ley convertido en derecho fundamental por el artículo catorce de la Constitución Española. Además tipificaría acertadamente que cualquier forma de violencia doméstica fuese perseguida, limitada y sancionada sin distingos ideológicos que favorezcan nefastas arbitrariedades.

Quiero hacerles saber que estas decisiones, valientes y difíciles de tomar en un entorno político en el que el feminismo de género es todo un caballo ganador, mejora mucho el concepto que tengo de su partido, hasta el punto de que me planteó muy en serio darles mi voto, ya que se han convertido en uno de mis candidatos predilectos para las elecciones del próximo 26 de junio.

Con estas medidas están Uds. resolviendo uno de los problemas más graves que afectan a nuestra sociedad, a saber, la práctica imposición desde las más altas esferas del sexista feminismo de género, sin apenas debate político en contra de una ideología que por muy buenos motivos está siendo cada día más firmemente criticada por la ciudadanía. Es meritorio que el partido Ciudadanos simpatice con la sociedad civil plantando cara a los errores del “generismo”.

Se despide atentamente:”

Y esta es la dirección de contacto con el partido político Ciudadanos, para que quien lo considere oportuno pueda escribirles un mensaje que les reafirme en su decisión de plantar cara al hembrismo. En caso de que al pulsar este link no se abra directamente puede copiarse y pegarse tal cual en la barra de direcciones del navegador, para acceder a un sencillo formulario online que apenas toma unos minutos rellenar y enviar:


Otra opción es entrar en la página Web de Ciudadanos, buscar la sección de contacto al final y a la izquierda de la página principal, y desde ahí llegar al mencionado formulario.


Para aquellas personas contrarias al feminismo de género que a pesar de todo se decidan a votar a los partidos que lo apoyan queda una última forma de intentar frenar este modelo de sexismo, aunque poco eficiente, ya que estamos hablando de sus cómplices y aliados y si le plantasen cara se estarían perjudicando a sí mismos. Pero como último recurso podrían enviarse mensajes claros a los foros de debate de estos partidos, expresando sinceramente la oposición personal al feminismo de género y lamentando la alianza programática que se ha realizado con este movimiento totalitario, con el propósito de divulgar y extender una crítica interna lo más amplia posible en contra de las injusticias de esta ideología. Esto podría arrebatar a las hembristas buena parte del control que tienen en estos partidos, si se generase un eco lo suficientemente intenso en el seno de los mismos como para hacer recapacitar a sus dirigentes sobre la deriva que están tomando en este tema.

Notas:

*Más detalles sobre la mencionada medida en el artículo:


** Para quien desee profundizar más en las discriminaciones sexuales masculinas se adjuntan los siguientes links:

Brillante y ágil vídeo referido al tema del youtuber “Dallas Review”:


Potente artículo de la Asociación Projusticia titulado “Mentiras de las feministas” de lectura más que recomendable y esclarecedora:


Artículo “Discriminados, excluidos y explotados económicamente”:


Artículo “Películas de violencia contra los hombres”:


Artículo “Europa no ve a los hombres”:


Artículo “La vinculación de lo masculino al riesgo”:




Gustavo Revilla.