miércoles, 21 de mayo de 2008

Misandria y Ginarquía.

La Misandria o Misoandria es una valoración negativa o nociva de los hombres, potenciadora de aversión, desprecio, minusvaloración, rechazo u odio hacía la figura masculina y transmitida culturalmente hasta el punto de convertirse en un elemento educativo.

Las referencias a este término están en correlación directa con las demandas de diferentes colectivos defensores de los derechos de los hombres, como puedan ser las Asociaciones de Padres de Familia Separados o APFS, los grupos como Mandefender y los movimientos de hombres de cuño masculinista que se encuentran actualmente en una etapa de desarrollo incipiente pero cada vez más organizada y presente en la Sociedad.

Siguiendo con las valoraciones del tema realizadas por estos grupos, el origen de este fenómeno es dual y se consideran generadoras del mismo algunas tendencias feministas fuertemente influenciadas por un claro sentimiento antivarón, así como diferentes discriminaciones de género vinculadas social e históricamente con los hombres, a partir del rol de género que la Sociedad les asoció desde sus primeras etapas de desarrollo.

Entre las tendencias de la ideología feminista que potencian la misandria o misoandria, destacan fundamentalmente aquellas más radicales que han equiparado el esquema marxista de la lucha de clases a la relación social e histórica de los dos sexos mediante un esquema maniqueísta que equipara lo masculino con lo privilegiado y opresor, y lo femenino con lo discriminado y oprimido, favoreciendo así este sentimiento de odio mediante una descripción básicamente negativa de lo masculino. Al mismo tiempo el actual Feminismo de Género, hace suya buena parte de esta interpretación sobre el significado de los dos sexos, potencia la expansión social de estos tópicos e incluso legisla en base a ellos desarrollando una Legislación de Género claramente tendenciosa en contra de los varones, ya que culpabiliza y castiga más severamente en base a la simple masculinidad de la parte acusada, dando lugar al desarrollo de leyes de autor en contra de los hombres.

La Misandria o Misoandria surgida del feminismo tiene diferentes apariencias y en sus formas más severas ha expresado un claro posicionamiento a veces utópico en favor de la guerra de sexos y una apología del exterminio o la limitación demográfica severa de lo masculino. En sus formas menos severas favorece mensajes de descrédito, burla o comparación desmerecedora de lo masculino frente a lo femenino, inculcando un esquema psicológico y conductual en el que el hombre vea y considere su imagen como inferior a la de la mujer, asumiendo inferioridad respecto a esta, y la mujer entienda y acepte su imagen como superior a la del varón, en todos los campos fundamentales del desarrollo personal. Esta tendencia al desprecio y culpabilización de apariencia más moderada da lugar en ciertos casos a nuevos posicionamientos radicales, cuando configura una percepción sexista y discriminatoria de la Humanidad según la cual ésta tendría sus representantes más aventajadas y evolucionadas en las mujeres, respecto a las cuales los hombres serían seres de segunda categoría, superados por ellas en la mayor parte de valores o capacidades, salvo en los relacionados con la fuerza física o la potencia y resistencia del esfuerzo muscular, y en los que se defiende la relación heterosexual a la luz de un nuevo prisma, según el cual el hombre debe quedar subordinado a la mujer en virtud de sus supuestas limitaciones intelectuales, biológicas y morales respecto a esta.

Surge así el llamado Movimiento Ginárquico, o de gobierno de lo femenino, marginal pero de tendencia internacionalista, el cual replantea bajo este pilar básico de superioridad femenina todos los aspectos de la convivencia social, desde el nivel del poder político a los aspectos más cotidianos o íntimos de la convivencia familiar, donde el hombre también debería acatar el mando de la mujer, expresando esta subordinación a partir de nuevas conductas sexuales, rituales de socialización y relación entre los dos sexos en los que el domino y privilegio femenino fuesen más que patentes y frecuentemente reconocidos por los hombres- que llegan a ser denominados por ciertos sectores especialmente extremistas de este movimiento como submachos y a los que consideran pertenecientes a una categoría inferior a la de los animales desde un punto de vista evolutivo- a través de diferentes conductas de doblegación, sometimiento, alienación, humillación, maltrato físico y psicológico, esclavización y control sexual, discriminación, explotación de lo masculino en beneficio de la mujer, y en los posicionamientos más radicales dentro de esta tendencia política la castración, el asesinato de los hombres no dispuestos a cooperar con los fines y principios de la ginarquía, la privación de cualquier derecho a los varones respecto a las mujeres o incluso el exterminio o extinción de lo masculino en el momento en que esta opción resulte viable para la sociedad ginárquica.

En su vertiente nacida de las discriminaciones de género masculinas, ciertos representantes de los movimientos masculinistas consideran que la misandria ha tenido y tiene también una significativa influencia social e histórica resultado de dos de las principales y más atávicas de estas discriminaciones, por un lado “la competencia extrema entre varones” y de otro “la vinculación de lo masculino al riesgo”, fruto ambas de la división de roles asignada por la Sociedad a ambos sexos en los primeros colectivos humanos en virtud de sus diferencias biológicas, la cual origino una orientación y capacitación de lo masculino para el dominio y control del medio externo, más arriesgado y dañino sobre todo en épocas pretéritas, de lo que lo era el medio interno o doméstico, asignado fundamentalmente a la mujer.

De la primera de estas discriminaciones, “la competencia extrema entre varones”, han surgido las guerras, la desunión y el enfrentamiento masculino, la falta de solidaridad entre varones y de esta la incapacidad transmitida educativamente a los hombres para configurar un movimiento unitario masculinista en las actuales sociedades democráticas, handicap no vivido por las mujeres y que ha facilitado su movimiento particular encaminado a resolver sus propias discriminaciones, aumentando este hecho la deuda histórica de la Sociedad con los hombres, al no facilitar ésta su concienciación como grupo o movimiento unido de liberación. El feminismo agravaría esta situación al definir al hombre como privilegiado social e histórico, mentalizando aun más a la Sociedad para insensibilizarse ante las discriminaciones masculinas, hacerlas invisibles y a partir de ahí perpetuarlas.

De la segunda, “la vinculación de lo masculino al riesgo”, se ha derivado el

asociar con lo masculino tendencias autodestructivas, una mayor indiferencia

al sufrimiento de los hombres y la aceptación con un muy escaso grado de

sonoridad o alarma social de la figura masculina en situaciones de peligro,

daño, discriminación o perjuicio, aunque estos sean severos.

13 comentarios:

yofeminista dijo...

Hijo mío, pegas tiros y no sabes ni a qué "coño" apuntas. En esta vida hay que ser un poquito más coherentes. Pero eso es un poco difícil cuando utilizas una cosa cuando la que realmente te incomoda es eotra. Así es imposible ser coherente.

Suerte (mala) en tu cruzada contra las mujeres porque la vas a necesitar.

Nora dijo...

Igualar derechos, igualar respeto, igualar responsabilidades, reconociendo y disfrutando de las hermosas diferencias que nos dió la naturaleza.

No me he sentido atacada por tus escritos.
He visto con pena maltrato dirigido a mujeres y también maltrato dirigido a varones. Muy duro lo ultimo ya que ante el mito misándrico es difícil la defensa.

Nora dijo...

¿Porque la Rae no acepta misandría y si misoginia?

Si el feminismo no es el odio hacia los varones, sino la defensa de los derechos a ser, a hablar y a tener en iguales condiciones; el machismo no debería considerarse lo mismo pero ejercido por el varon?

Alephgaia dijo...

Estoy totalmente contigo NORA. Sí es posible un entendimiento entre sexos. Si es posible igualar, realmente, los derechos de ambos.
un abrazo.

Anónimo dijo...

A ver si la participante "yo feminista" aprende a dejar más clara su opinión, ya que resulta además de incoherente completamente ininteligible. Por lo demás no veo nada en este blog que ataque a las mujeres. Quizás si se ataca al hembrismo, pero para nada a las mujeres. Hablar en defensa de los derechos de los varones es más necesario que nunca, ya que este es uno de los colectivos más abandonados que existen hoy en día.

Anónimo dijo...

Good article it' s really clear, i will try it! Very good article and blog, poker is good to !

Anónimo dijo...

Misandria (dio a los hombres, Misoginia (odio a las mujeres)...para tenerlo más claro...
Las mujeres a lo largo de toooda la historia hemos sido llamadas "el sexo débil", el hombre culturalmente siempre tuvo mucho más privilegios, más reconocimientos, a la mujer la tenían para tener hijos, en una sociedad machista la mujer no piensa, es como un perrito más. Estuvo humillada a lo largo de la historia, siempre al servicio del hombre. Hoy en día las cosas han cambiado "un poco", la mujer tiene más igualdad. Pero veo que todavía hay ese odio hacia los hombres, todavía lo retienen, ese odio se convierte en Misandría, a su vez el hombre al ser ridiculizado empieza a odiar a las mujeres, y éstos casos se dan viceversa, no importa quien empiece...es como una enfermedad que se propaga, un círculo que nunca termina.
Todo ese odio se debe a malas experiencias, a como han sido tratados en su infancia, etc, por parte de ambos sexos.

Crisol de magia dijo...

Me ha gustado mucho, sobretodo el ejemplo de yofeminista, te acusa de "cruzada contra las mujeres" y de no tener claras las cosas, ambas acusaciones sin fundamento, ya que, por lo que he podido leer, se ataca a los pensamientos y tendencias extremas y prejuciosas buscando la reflexión frente a los mitos.

Anónimo dijo...

very nice post - simple but very informative

buy backlinks

Dan dijo...

Que bueno que se pueda obtener información y comentarios respecto a este tipo de ultra feminismo , lamentablemente yo soy víctima de alguien , que sin tregua ,ha
llevado a cabo todas y cada una de las acciones que caracterizan a las mujeres con este nefasto perfil ,por supuesto en la sociedad actual este padecimiento es prácticamente inaceptado puesto que es opacado por la intensidad y popularidad de los que apoyan los movimientos feministas por intereses muchas veces políticos y otras porque la naturaleza del hombre como tal , es no buscarse problemas y enfrentar públicamente algo como esto es casi vergonzoso , la capacidad para dañar de una mujer dadas sus facultades respecto a la educación dentro de la familia lo convierte en un problema aún más grave donde la figura paterna es desvirtuada al punto de ser también despreciado , por supuesto que decir esto cuesta mucho trabajo pero sufrirlo es terrible

Raúl dijo...

Tú tienes de yofeminista lo que yo tengo de rubio (nada) y te pongo nada porque te veo 0 empática y muy simple, menuda feminista si lo fueses lo entenderias; tú lo que eres es hembrista, misandrica, sexista (en contra del hombre) retrograda, acomplejada ya que no darte cuenta de algo tan evidente e injusto tiene narices. Asique ponte del lado del otro que solo piensas en yo yo y luego yo (como mujer claro), egoista!!, así van las cosas con gente como tú, un desastre y eso sin hablar de los que se dejan llevar por los intereses y no piensan en el bienestar real, la justicia...

P.D: Lo de egoista y demás no lo digo yo; sino tu nick sin ir más lejos, egocentrica.

P.D2: También habria que decir que hoy por hoy un número importante de personas que se definen feministas realmente no lo son, tienen pensamientos hembristas, misandricos, muy subjetivos, victimistas, que los repiten una y otra vez y eso hace efecto en algunos sectores de la sociedad.

Raúl dijo...

Por cierto; enhorabuena por el blog, me parece interesante sobre todo el lado derecho de esté (las imagenes) ya que te muestra una pequeñisima realidad de lo que sucede en lo medios de comunicación. Gracias por blogs así.

Anónimo dijo...

PARECE DURO AL LEERLO PERO ESTE HOMBRE O MUJER QUE ESCRIBE ESTO TIENE RAZON: LA GINARQIA EXISTE Y HAY UNA PUBLICIDAD SECTARIA VIOLENTA CONTRA LOS HOMBRES HETEROSEXUALES Y LAS MUJERES NO RADICALES O NO LESBIANAS QUE VIVEN EN FAMILIA CON LOS HOMBRES. HE VISTO MUCHAS FOTOS,TEXTOS, CONSEJOS PARA HACER DAÑO A LOS HOMBRES. SOLO TENEIS QUE PONER EN EL BUSCADOR GOOGLE PALABRAS COMO GINARQUIA, O FEMDOM, O DOMINACION FINANCIERA, O MISTRESS RADICAL O EN LAS REDES SOCIALES. HAY WEBS QUE SON CAMPOS DE CONCENTRACION HEMBRISTA O DE INSPIRACION NAZI COMO ESTA: WWW.OWK.CZ
HAY MUJERES QUE ESCRIBIERON LIBROS PARA EXTERMINAR AL HOMBRE (POR EJEMPLO VALERIE SOLANAS QUE QUISO MATAR AL FAMOSO ARTISTA PADRE DEL ARTE POP ANDY WARHOL A FINALES DE LOS AÑOS 60,HAY MAS...). HAY WEBS DE PROSTITUTAS VIOLENTAS SADOMASOQUISTAS QUE HACEN DELITOS Y SE HACEN PUBLICIDAD EN TELEVISIONES E INTERNET CON BLOGS: BUSCAD PALABRAS COMO MISTRESS JOHANNA, AMA SUSAN, MONIQUE LEFER NEMOURS (ESTA ULTIMA SE PRESENTO A LAS ELECCIONES DE ALCALDE DEL AYUNTAMIENTO DE BARCELONA EN EL AÑO 2010 Y ERA LA PRESIDENTA DEL PARTIDO DE LESBIANAS Y TRANSEXUALES DE BARCELONA). SON DELINCUENTES Y ESTAFADORAS HEMBRISRAS MISANDRICAS.