miércoles, 25 de noviembre de 2009

Campaña contra "La Violencia de Género"

Estamos en España ahora mismo imbuidos en una espectacular campaña difundida por todos los medios de comunicación, las instituciones y organizaciones sociales, contra la Violencia de Género -denominación que no todos aceptan como adecuada-, pero al margen de eso, me parece estupendo que se trabaje, se luche y se conciencie a la sociedad de que nadie debe recibir malos tratos por parte de nadie. Aunque quieren hacernos creer que sólo la mujer recibe malos tratos, y los hombres no. Ciertamente la mujer es la principal víctima de estos malos tratos, físicos, y que mayoritariamente son los hombres quienes los perpetran contra ellas. Es reconocible, y esta nefasta tendencia debe ser erradicada. ¿Quien no puede estar contra eso?
Pero la forma de llevar a cabo esta campaña masiva me parece mal enfocada, desde mi humilde opinión. Los motivos son los siguientes: la campaña va dirigida solo a los hombres, como si todos los hombres fuésemos maltratadores -idea feminazi ya casi aceptada y divulgada por todos los rincones, desde que se publicaron unos datos supuestamente serios donde se afirmaba que el noventa y tanto por ciento de la población mundial femenina era o había sido maltratada alguna vez- Esto nos convierte a, prácticamente todos los varones, en maltratadores. Precisamente lo que las corrientes feministas radicales (feminazis) quieres hacernos creer a todos.
Por otra parte, en esta campaña dirigida a los hombres en exclusividad, se obvia que la mujer también puede ser maltratadora. Decir esto hoy en día, al menos aquí en España, ya es un pecado. Y pecado mortal de necesidad, por lo visto. Tan solo decir esto te convierte en un antifeminista, que es como decir que eres un machista recalcitrante y que estás en contra de los derechos de la mujer, de su igualdad etc, etc... ahí está la trampa. Esta es la forma de acusar a cualquier persona que diga que la mujer también maltrata al hombre, y así poderle "callar la boca". Porque como en toda dictadura se sentencia: "o estás conmigo o estás contra mi".
El Instituto de la Mujer -organismo que hace el recuento de personas maltratadas- parece considerar solo como personas a las mujeres, -otra idea feminazi- porque rara vez reconoce la muerte de un hombre a manos de una mujer, cuando las estadísticas desde siempre se repetía en una constante que indicaba: +-70% mujeres víctimas mortales, +-30% hombres víctimas mortales. Pero desde que este organismo se hizo cargo de las cifras proclaman que casi el 100% de las víctimas son mujeres. Por tanto todos los hombres somos unos monstruos, los verdurgos en exclusividad.

En esta espectacular y masiva campaña contra la Violencia de Género, también se reduce la difusión de ciertas noticias ofrecias por los medios, digamos que de una manera disimulada, como ésta: "aumenta la violencia de los jóvenes contra sus progenitores, donde más del 40% de los agresores, son chicas, y las ejerce contra sus madres" -noticia de ayer mismo-. Tampoco parece que nadie se dé cuenta de lo que ocurre en la calle o fuera de ellas, es decir, en los hogares, en los centros de trabajo, en los centro de enseñanza; donde la mujer, ya convencida de su superioridad cerebral, biológica, estética... tiende a ningunear a los varones que tienen a su alrededor para así también confirmar que ellas son mujeres que no les asustan los hombres, que ellos no se les imponen, que son mujeres liberadas, mujeres modernas -por tanto superiores-.
A estas alturas qué mujer no cree ser más inteligente que cualquier hombre, o más fuerte, o más valiente, o más activa, o más resolutiva, o más capaz... siempre más que el hombre.

Al hombre ya solo se le suele mostrar, ante la mujer, y ante si mismo, como un ser torpe, poco inteligente, cobarde, que no sabe cuidarse de si mismo, violento, vago, básico -es decir, primitivo- que no está ni mucho menos a la altura de la mujer. Para hacer más digerible esta idea han difundido la sentencia lapidaría que dice: "Todos los hombres son Iguales", a bombo y platillo, dicha en serio, y en broma, con intención y sin intención, pero ya es aceptada como un hecho: todos los hombres somos iguales, es decir, primitivos, básicos, violentos, poco inteligentes... con este sello impuesto al varón, ya asimilado, irá calando progresivamente la idea feminazi del submacho. El submacho sería algo así como, el hombre como ser inferior a la mujer, pues la mujer representaria al verdadero ser humano, a la culminación de la evolución humana, mientras que el hombre sería una especie de subhumano peligroso que la Naturaleza "inventó" solo para la reproducción y mantenimiento de la línea generacional femenina, y que socialmente solo serviría para la realización de trabajos duros, como los que hasta hace poco realizaban los burros, como por ejemplo.
En esta campaña contra la violencia de Género aparece por televisión cómo ciertos colegios, organizaciones y asociaciones montan un teatrillo para escenificar lo malos que podemos llegar a ser los hombres con las mujeres, de cómo las violentamos psicológicamente, las controlamos, les metemos miedo en el cuerpo con nuestra actitud primitiva y celosa. En estas representaciones se ve como él varón (actor que encarna a su propio personaje) reprende a su supuesta mujer (actriz que encarna a su propio personaje) por salir a la calle sola, o por hablar con otro hombre o por no llegar puntual a una cita con él... unas situaciones que a lo mejor se daba en los años treinta o cuarenta aquí en España de manera generalizada; o se trata de situaciones que se dan actualmente pero en paises de tendencia radical islámica por ejemplo; pero por favor, no aquí en España como norma de conducta del varón. Estos casos sí se producen,pero de manera más o menos reducida y en ciertos varones con problemas psicológicos o psiquiátricos de celos patológicos. Una representación pues, un poco fuera de lugar que acrecienta e intensifica la idea de que el varón español sigue siendo un retrógrado sin solución.
Debo decir, y lo digo sin ningún temor a que me califiquen de lo que quieran... que, si es cierto que la inmensa mayoría de agresiones físicas, es el hombre quien las perpetra contra las mujeres, -la mayoría, no todas- pero personalmente he visto que la mayoría de las agresiones psicológicas son perpetradas por la mujer hacia el hombre. Yo he podido contemplar tristemente cómo por la calle una mujer humilla a su marido verbalmente ante la gente mientras él agacha la cabeza avergonzado. He visto cómo una novia grita a su novio ante sus amigos o ante gente desconocida avergonzándolo, he visto muchos más casos de mujeres que maltratan psicológicamente a sus compañéros de al contrario. Pero decir esto no está bien visto, no es políticamente correcto. No se debe decir bajo amenaza de excomunión de la vida social, o intelectual...Lo malo de todo esto no es solo que este hecho no se reconozca o no se quiera reconocer, sino que el Estado, las Instituciones y todo tipo de organizaciones intenten hacernos creer que también somos los varones los únicos maltratadores psicológicos, y que se empleen a fondo a para hacernos ver que esto es así.
Ahora parece ser que la consigna es "hay que castigar a los hombres" y se emplean a fondo. Me llama la atención los viodeos musicales de ciertas cantantes, sobre todo, muy muy modernas por supuesto, donde se aparecen castigando al hombre por su comportamiento primitivo hacia ella. Ellas les reprochan, les reprenden e incluso les castigan: hay un video que emiten ahora, si no recuerdo mal de un grupo llamado "Enanos Verdes, la canción "lamento boliviano" donde aparece una mujer vestida al más puro estilo sado-maso y un hombre casi desnudo -imagen típica- que finalmente es atado mientras ella lo fustiga con un látigo. Una imagen que solo podría observarse en películas clasificadas X de temáticas parafílicas... ahora se vuelven ordinarias y hasta ejemplificantes... no es que se pretenda que toda mujer haga eso con su pareja masculina; no al menos físicamente, pero sí como poco dan un ejemplo de cómo debe tratarlo psicológicamente. De manera subliminal se les ofrece a la mujer la idea de que el hombre debe ser castigado, y si físicamente no pueden hacerlo lo harán psicológicamente, "lo tienen merecido". Las canciones sobre todos femeninas se han vuelto una proclama contra la naturaleza, inferior, de los hombres... tan solo tienes que poner la radio o encender el televisor para comprobarlo a diario.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Alephgaia, tu blog es uno de los más interesantes, profundos y detallistas en el análisis de la minusvaloración del hombre respecto de la mujer en la sociedad actual, fuertemente influenciada por un feminismo cada vez más radicalizado, prepotente, totalitario e inconsciente de los desafortunados efectos que su actual deriva terminará trayéndole a la larga.

Gracias como hombre por ver, intuir, analizar y decir las cosas tan bien como lo haces. Leo mucho tu blog y me alegra que después de un tiempo sin añadirle más contenidos, hayas vuelto a ponerte en marcha con él.

Puede ser que no lo admitan, pero tienes la razón, y lo que haces si es un esfuerzo por la igualdad y la dignidad de ambos sexos. Es una pena que a ti no vayan a darte ninguna subvención, porque te la mereces, pero ya sabemos que "quien tiene padrinos se bautiza" y el actual gobierno hembrista sólo bautiza a sus afines.

De todas formas otro texto de 10, como todos los tuyos.