viernes, 5 de abril de 2013

El Manifiesto SCUM: la "biblia" feminazi.

He añadido un nuevo enlace en la cabecera de este blog para que consultéis siempre que queráis la que denomino "biblia" feminazi.
Desde este manifiesto escrito por una tal Valerie Solanas en 1968, y que se reeditó y continúa reeditándose, se nutre el actual feminismo extremo ya expandido por los Estados e Instituciones que rigen a las sociedades principalmente occidentales. Ese feminismo institucionalizado y asumido por la población es un feminismo radicalizado inspirado en esta obra que retrata la más pura tendencia feminazi. Un feminismo que se nos presenta disfrazado de cordero pues persigue la noble intención de salvar a las mujeres del mundo de la opresión machista de los varones violentos.
Que haya sido reeditado en varias ocasiones, muestra la vigencia y enorme ifluencia de sus teorías extremistas en las corrientes feministas actuales; sobre todo teniendo en cuenta que continúa formando parte de la biblioteca básica del feminismo actual, pues ahí podéis encontralo todavía depositado en sus estaterías. Cuestión que supongo la mayoría de las feministas negarán, seguramente porque ellas mismas desconocen el verdadero alcance e influencia de este manifiesto.
Ni que decir tiene que las ideas perpetradas en esta obra radicalmente antivarón no serían en absoluto aceptables si estuviese escritas en los términos contrarios, es decir, contra de la mujer. En ese caso hubiese sido defenestrada, repudiada y desaparecida lógicamente por su talante destructivo, casi demoníaco de sus aseveraciones hacia los hombres. En tal caso habría que preguntarse ¿por qué continúa reeditándose este manifiesto?
Decir que la palabra SCUM significa "basura" que es el concepto con el que identifica y define esta autora del manifiesto aun defendida y estudiada, a los hombres; a todos los integrantes del género masculino.
He aquí unos extractos de este manifiesto radical:
"Ahora es técnicamente factible reporoducirse sin la ayuda del macho (o, por otro lado, de la hembra) y producir únicamente mujeres. Algo que debemos comenzar a hacer ya. Conservar al macho no tiene siquiera la dudosa utilidad de la reproduccion. El macho es un accidente biológico:"
   "El macho es completamente egocéntrico, está atrapado dentro de sí, es incapaz de identificarse con los otros o de sentir simpatía, amor, amistad, afecto o ternura. Es una célula completamente aislada, incapaz de relacionarse con nadie. Sus respuestas son absolutamente viscerales no cerebrales..."
   "Todo hombre sabe, en el fondo, que es un despreciable pedazo de mierda. Abrumado por su animalidad y profundanmente avergonzado de ella:..."
  Y así todo un manifiesto que aboga finalmente por la extinción del varón como ser negativo e inútil. Obra, que ya digo, sigue siendo estudiada, apoyada, difundid y defendida por el feminismo actual, que inspirado por ella continúa expandiéndose a lo largo y ancho del mundo.
Aunque claro está, este feminismo radical no se muestra tal y como es en una primera instancia, sino que va lentamente revelándose a la vez que va calando gradualmente en la sociedad, en la mentalidad de mujeres y hombres. Va buscando la justificación de cada uno de sus axiomas en ejemplos de comportamientos extremos de ciertos hombres para explicarnos que es regla general en todos ellos. Para conseguir finalmente readaptar las normas y leyes del Estado para castigar e impedir la manifestación de la naturaleza negativa de los varones, se realiza lentamente, casi sin darnos cuenta y asumiendo que es algo bueno para todos, que está plenamente justificado.
A la luz de este manifiesto podemos aclararnos esa tendencia radical feminista actual de criminalizar a los hombres, de hacerlos responsables de los peores defectos y actitudes humanas, de querernos convencer de que las características principales del género masculino es la violencia, la opresión, la falta de inteligencia, un único deseo: el sexual... que encarnan todos los males propios que caracteriza a la especie humana; mientras que de la mujer emana todo lo positivo que un ser humano pueda tener.
Si os fijais bien, si prestáis un poco de atención os daréis cuenta de que el feminismo actual, ese feminismo que no se considera radical ni impositivo, tiende hacia la imposición de esas creencias inspiradas por Valerie Solanas en cada uno de nosotros de manera furtiva, casi amable, justificada... Solo tenéis que observar la intención primera sus declaraciones y compararlas con las últimas intenciones de este manifiesto.
Y una última cuestión para las y los que siguen defendiendo el radical-feminismo: dijo Einstein, "la belleza reside en la mente de quien la contempla".
Del mismo modo, las aberraciones también se generan en las mentes de quienes las otorgan.

1 comentario:

En algún lugar dijo...

Hola. Yo soy una mujer normal, no tengo nada que ver con el feminismo. Sólo quiero hacer constar aquí que las ideas de la tal Solanas son una aberración contra el ser humano del sexo masculino y que lo siento por ella y sus claras limitaciones. También quiero dejar constancia de que sigue habiendo mujeres buenas sin ideologías radicales que quieren a su pareja y le respetan porque así debe ser. Debe haber amor entre hombre y mujer, ambos nos necesitamos para que haya equilibrio.... Nada más, voy a despertar a mi chico con un beso y un abrazo. Saludos cordiales.
Sybil.