jueves, 11 de junio de 2015

Ideología extremista irradiada desde la metrópolis cultural al mundo.

Un prestigioso psicólogo ha advertido de que los jóvenes se enfrentan a una grave crisis de masculinidad debido al consumo excesivo de videojuegos y pornografía.
El célebre psicólogo y profesor emérito de la Universidad de Stanford, Phillip Zimbardo, ha realizado dichas advertencias, que forman parte importante de su último libro, “El hombre (Des) Conectado”.
En una entrevista para un programa de la BBC, Zimbardo habló sobre los resultados de su estudio, una mirada en profundidad sobre la vida de 20.000 jóvenes y sus relaciones con los videojuegos y la pornografía.
(...)

Zimbardo también culpa a la imagen negativa sobre los hombres que se ofrece en los medios de comunicación estadounidenses, que muestran a los hombres como “patanes, indeseables, que sólo desean tener sexo y que incluso son patosos al practicarlo”
El año pasado se realizó la primera Conferencia sobre Psicología Masculina en la University College de Londres, destinada a fomentar que la Sociedad Británica de Psicología introdujera una sección especializada al sexo masculino.
(...)

La Campaña “Campaign Against Living Miserably o CALM” (algo así como Campaña contra vivir miserablemente), se inició en 2006 y ha ganado importancia estos últimos años, por sus esfuerzos en alentar a los hombres a que hablen de sus problemas de salud mental, con el objetivo de reducir la tasa de suicidios masculinos.
(...)

En una web pornográfica no hay miedo al rechazo, no hay dificultades, exigencias, ni desengaños.
(...)

Puede parecer una exageración, pero estamos dando los primeros pasos para que en el futuro las personas reales y físicas, con todos sus maravillosos defectos y complejidades, acaben siendo consideradas demasiado incómodas, molestas, obsoletas, imperfectas, indeseables e imprevisibles.
(...)

Dicen que hay una élite que gobierna el mundo y que esa élite está convencida de que el 95% de la población sobramos, que no aportamos nada, que somos irrelevantes y que no tenemos ningun valor, creen que solo servimos para obedecer, para consumir y para contaminar y que el planeta estaría mucho mejor si todos nosotros desapareciéramos.
¿Y cuál es la respuesta de la población ante tal insulto y tal falta de respeto?

Pues bien, parece que la respuesta común es esforzarse denodadamente en darles la razón y en justificar cualquier argumento que nos lleve a una extinción en masa o a ser esclavos obedientes y sumisos.

Debería avergonzarnos a todos.

http://gazzettadelapocalipsis.com/2015/06/10/el-sexo-de-los-clones/#more-3020

Wikipedia: Philips Zimbardo

No hay comentarios: