martes, 7 de enero de 2014

Pizza Casa Tarradellas

En un ambiente familiar cálido y afable...
Nuevamente ofrece este anuncio pautas de comportamiento "negativos" hacia los hombres.


Ella le dice a él.... "!quietoooo¡¡  como si quisiera darle a entender: "¿dónde vas tú? ¿tú tienes aquí algún derecho? este trozo solo lo comen mis hijos y yo... ¿quién crees que eres aquí en esta casa? Y efectivamente el se queda sin comer mientras su esposa e hijos si comparten el trozo de pizza.
Impresentable.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Chiquillo, ¿no ves que él ya se había comido su parte, y encima que la buena mujer comparte la suya con sus hijos, va el tío bocas a quitárle el mini trocito?, jajaja. En serio, hay que mirar bien antes de criticar.

Alephgaia dijo...

Chiquilla, no ves que esa no es la cuestión¡ A lo mejor el hombre se ha comido antes una pizza entera sin que se haya dado cuenta su familia -ya sabes lo malos que son los hombres- La cuestión de todo esto es que el publicista, el que inventa el guión, ha buscado la manera de que una mujer humille a un hombre. No se trata de que se haya comido o no su parte -cuestión que creo que tampoco has visto bien en el anuncio- se trata de ese tono, esa forma en que ella se dirige a él: "eeeehh¡¡ quieeeetooo¡¡¡" suena como soooooo¡¡¡ buuuurrooo¡¡ qué haces túuu¡¡ chalaooo¡¡¡ Es la manera en que nos alecciona a través de un anuncio de cómo se puede -se debe- tratar a un hombre incluso delante de sus hijos. Chiquilla, imagínatelo al revés... ufff¡ la que se liaría¡

Jon dijo...

Porque nadie espera a que la madre termine de poner la mesa para ponerse a cenar? Es uno de los anuncios mas machistas que he visto en mi vida.
Por cierto, soy un hombre

Alephgaia dijo...

Estoy contigo. Un solo anuncio puede tener multitud de interpretaciones. Es también un anuncio machista por el simple hecho de que es ella quien pone la mesa. Pero eso no quita que igualmente haya un comportamiento extremo por parte de ella hacia él. Está clara esta cuestión, al menos para mi. Yo sí he visto anuncio más maschista aun que este, y eso debe ser corregido. Por cierto, también soy hombre. Espero que no se entienda que este blog reune a un grupo de hombres para ir contra las mujeres. Desde aquí se han pronunciado mujeres en contra del feminismo extremo, y hombres que se han pronunciado a su favor, y contra este blog. No es cuestión de género. Es cuestión de justicia e igualdad.