martes, 1 de abril de 2014

Extendiendo la cultura feminazi.


Humillar a unos bellos chicos atándolos a la cama. Maltratarlos, abofetearlos; subrepticiamente utilizarlos como esclavos sexuales, objetos a dominar... !qué mejor manera de promocionar en una cantante -siempre mujer- su nueva tendencia artística¡. Al más puro estilo cultura sado exportada desde los Estados Unidos con artistas como Madonna como pionera o Lady Gaga como continuadora de la saga. Tal como hicieran Britney Spears cuando quiso pasar de niña a mujer intérprete de música para jovencitas y jovencitos que necesitan adoptar una figura a quien seguir para imitar en sus ideas y comportamientos. Tal como lo hiciera Hannah Montana para liberarse de aquella imagen de niña Disney y así poderse mutar a Miley Cyrus, mujer moderna, sabedora de lo que quiere, liberada, digna de ser seguida igualmente por millones de fans a quienes mostrar la nueva filosofía del comportamiento femenino; siempre intentado modelar el comportamiento femenino para ser aplicado al masculino. Tal como lo hiciera Beyonce, dominadora de fieras, dominadora por tanto de hombres. O aquella forma absolutamente radical y patética que utilizara Paulina Rubio en el que postraba a los hombres a sus pies a base de látigo, o inmovilizara a otro sobre una mesa de billar para disparar las bolas contra las de él con todo su furor para poder así reparar y vengar el oscuro comportamiento milenario de los hombres. Realmente patético y extremo. Una práctica moral y políticamente irrealizable si se cambiara el rol de los sexos.  
A esta cultura de la violencia, de la humillación, del menosprecio, de la utilización de los hombres como objetos sexuales a quienes dirigir todas las ancestrales frustraciones, también se ha sumado en España, Edurne. Una chica que pretende eliminar de su imagen artística esa faceta de niña dulce casi sumisa; para ello qué mejor que crear un montaje de vídeo, para promocionar hasta la saciedad, donde aparezcan hombres dominados por ella, violentados, humillados, ninguneados... donde la violencia es el principal ingrediente, no en vano se titula "painkiller" en libre traducción "dolor-asesina" aunque la auténtica traducción sea "analgésico" -gracias anónimo por la corrección-. Toda una declaración de intenciones.
Esta es la cultura que las neofeministas del mundo artístico han decidido seguir para promocionar su trabajo. Cuando el mercado comienza a fallar, cuando la competencia es extrema, cuando hay que volver a destacar de cualquier forma, estas superestrellas de la cultura pop más vanguardistas echan mano del feminazismo, de la visualización ametrallante de mujeres modernas y fuertes sometiendo a hombres tan estúpidos como cualquier otro objeto bello e inútil. En un mundo repleto de violencia del que se vale un feminismo tendente a la revancha, a la idea de "somos superiores a ellos", se sincretizan todos los ingredientes para "parir" estas aberraciones artísticas donde el ser humano es despreciado por el ser humano. En estos vídeos, se niegue o no, se fomenta la violencia. Fomentan la hipócritamente perseguida "violencia de género", eso que el feminismo solo concibe en una sola dirección, y que debido a esta postura tendenciosa, si creen perfectamente adecuado si se utilizan a los hombres como víctimas propiciatorias a sacrificar ante la nueva era feminazi disfrazada de feminismo victimista. Y se puede utilizar con casi total confianza. Se va formalizando lentamente en nuestro inconsciente la idea de someter a lo masculino, provocar violencia, fomentar la violencia con cierta seguridad a sabiendas de que si él responde con las mismas armas, todo el peso del Estado, todo el peso de la ley caerá sobre él para castigarlo por la osadía de rebelarse contra el nuevo paradigma. La única salida que a los hombres les queda es unirse a la nueva tendencia, entenderla, asumirla, fomentarla también y así demostrarán que están libres de ese machismo trasnochado violento, primitivo que desprecia y somete a la mujer. Muchos de ellos ya lo sienten así y componen sus canciones con letras aceptables y aceptadas por el nuevo sofisma impuesto, por la nueva tendencia: "por tí seré un payaso sin pintura" que escribiera y cantara con toda pasión Antonio Orozco a cualquier mujer. Otro signo de los tiempos.

video


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Una pequeña precisión, "painkiller" signifca "analgésico" en español, que parece que te has dejado llevar por tu exceso de celo.

Alephgaia dijo...

Gracias por la precisión "anónimo". Por cierto, ¿consideras más excesivo mi celo o quizá sea más excesivo el contenido del vídeo?

Anónimo dijo...

Hombre te llevo siguiendo una época y artículos como este me parecen un poco exagerados y anecdóticos comparadas con el del juez serrano, por ejemplo. En cualquier caso puede que me haya acostumbrado a verlo como algo normal a fuerza de la costumbre, no te digo que no. Me repugna el victimismo, si hemos llegado aquí así por la inhibición voluntaria del hombre blanco, en este y en otros tantos campos. Qué poco me gusta el término "feminazi".

Alephgaia dijo...

No sé si he exagerado o no. Visto con el tiempo se aclarará. De todos modos sí estoy intentando hacer ver que nos quieren "acostumbrar" a este tipo de comportamientos, y como tú has dicho, "a fuerza de costumbre" nos esté comenzando a parecer normal. De todos modos te propongo que imagines las escenas al revés: ella es un cantante, y ellos son chicas, entonces ¿cómo lo ves ahora? La misma consideración pretendo respecto los hombres.

Alephgaia dijo...

Sinceramente que mal gusto, y que ridícula está la cantante en cuestión en su rol de hembrista, supuestamente guapa y deseable, supuestamente y punto, mujer fatal. Me parece decadente, vulgar y estúpido. Quienes hayan ideado este vídeo deberían reflexionar sobre la igualdad hombre mujer y el rol tan sexista e indeseable para la armonía entre los dos sexos representado por la mujer que abusa de los hombres usando el sexo como elemento de poder. En fin, una agresión hembrista más pero también una gran payasada de Edurne a la que aplaudimos un poco por lo muy artista que se dice que es. Arte basura y cultura basura es lo que nos vende, con mucha basura hembrista incluida. Yo no sé si esta señora se da cuenta de que tan malo como es discriminar a las mujeres lo es discriminar a los hombres. Quizás no le da su entendimiento para analizar esta situación y por eso hace vídeos tan misándricos como este. Pero bueno, esperemos que su novio si lo entienda y la tenga una temporada "lavando la ropa de la lavadora a mano" o directamente rompa la relación con ella. Seguro que así iba a entender mejor porque no es justo ni correcto despreciarnos a los hombres. Tiene una canción muy tonta, pero que muy tonta, también muy sexista y en plan "porqueyolovalgo" titulada "soy como soy" en la que ya da muestras de prepotencia hembrista contra los hombres. Pero para mí que la susodicha no es para tanto ni con tacón o sin él. En fin otro de tus grandes artículos que se leen con gusto junto a otro de esos despropósitos cada día más penosos y aburridos -casi tan aburridos y penosos como la "supertíabuena", el no va más fíjate tú, de la Edurne con la lencería puesta- que hacen tan necesaria la existencia de blogs como este.

Gustavo Revilla.

Anónimo dijo...

Por cierto, la expresión "lavando la ropa de la lavadora a mano" no tiene nada que ver con poner a nadie, sea el novio a la novia o la novia al novio o el novio al novio o la novia a la novia, a hacer la colada sin lavadora. No. Se refiere a cortar el grifo de otra cosa que no se merece recibir quien trata de discriminar o humillar a quienes le o la complementan sexualmente.

Gustavo Revilla.