sábado, 20 de febrero de 2016

El hombre ridículo y ridiculizado.

Persiste, y con más insistencia que nunca, la emisión de anuncios cuyas empresas optan por ridiculizar a los hombres, siempre en referencia a la mujer, para publicitar sus productos. Aducen para ello que la mujer posee el poder de compra; esto parece justificar esta tendencia, una tendencia definida por el feminismo radicalizado.
La imagen a nivel social de "el hombre como ser ridículo frente a la mujer", o como "un ser torpe", se intensifica intentando afianzar en nuestro subconsciente esa idea negativa. Se da de múltiples maneras, desde las más evidentes y tocas, hasta las más sutiles que nos pasan desapercibidas.

He aquí unos cuantos ejemplos muy actuales:


Este spot se emite en las distintas televisiones de España, aunque no lo he encontrado en Youtube, si he hallado la versión original. Para ilustrar el problema sirve exactamente igual. 
 

No hay comentarios: