domingo, 3 de diciembre de 2017

El anuncio valiente de Paco Rabanne: Pure XS

Hace cuestión de unos dos meses creo recordar, vi en televisión la emisión de un anuncio de perfumes para hombre que me llamó la atención y me produjo incluso estupefacción, pues con la implantación de la política feminista en los medios, como ya en todas las esferas, este spot se puede considerar como transgresor pues contradice radicalmente esta nueva ideología. Tan solo lo pude ver una sola vez. Pasaron esos casi dos meses hasta que lo he vuelto a ver emitido en televisión, y esta vez solo lo he podido ver dos veces. A partir de entonces he estado atento a su emisión, pero nuevamente no he vuelto a visualizarlo.
Se trata de este spot que parece ha vuelto a desaparecer de la televisión; no así en las vallas publicitarias, por ejemplo, donde solo aparece un fotograma del mismo:


Este anuncio con la firma de Paco Rabanne, rompe con las imposiciones feminista de que la mujer no debe sentir atracción por hombre alguno, ni mucho menos expresar admiración por ellos, y totalmente descartado caer a sus pies debido a sus encantos. Paco Rabanne ha roto con todas las reglas feministas y éstas considerarán que se trata de un ataque a la dignidad de la mujer, supongo. Ya sabemos que solo los hombres pueden sentirse atraídos por las mujeres, solo ellos deben expresar admiración por ellas, y solo ellos deben caer rendidos a sus pies femeninos... eso no ataca la dignidad masculina.
¿Es debido a esto por lo que en aquella ocasión, hace como unos dos meses, tan solo vi su emisión una vez, y ahora tan solo he podido verlo dos veces?; seguramente lo han emitido en alguna ocasión más, pero con toda seguridad ha desaparecido de nuevo. Esto no significa que se vuelva o no a emitir.

Me pregunto si este spot en realidad ha sido retirado por presiones de los grupos feministas tal como fue retirado aquel spot publicitario de una cadena de restaurantes americanos de comida rápida: Burguer King, en donde los hombres protagonizaban ciertas escenas con aires de liberación, incitándolos a revelarse contra la imposición de una dieta minimalista por parte de sus parejas femeninas, invitándolos a consumir sus productos. La campaña se titulaba, para más inri hacia el feminismo: "Yo soy un hombre". Una afirmación masculina que aborrecen ser oída por muchos sectores feministas.
Cada vez que el hombre se atreve a reafirmar su masculinidad, resaltarla, sentirse orgulloso de ella y ponderar sus valores, aparece un ataque sistemático por el sector feminista por el que intenta anularlo a toda costa al identificarlo siempre como una cuestión contraproducente hacía ellas.


Es en este punto cuando me viene a la mente la película "300" donde el director hacía exactamente eso, resaltar valores como la amistad, la dignidad, el amor, la voluntad inquebrantable, la valentía, el honor... todo enmarcado en la innegable belleza del físico masculino. Pero tenía que haber un contraataque a toda esta exaltación de los masculino y hacer constar que lo femenino en ese mismo ámbito era superior, de ahí la siguiente versión de la película: "300, El Origen De Un Imperio ". Se trata de la contrarréplica feminazi a la primera, donde se destierran todos aquellos valores masculinos expresados, consiguiendo hundir la dignidad de los hombres más abajo de la línea de flotación. Pero esto es otra historia... 

Pero volvamos a aquel anuncio retirado de comida rápida. Este spot, como no, contravenía gravemente a la ideología feminista; que los hombres se revelaran imprudentemente contra la decisión acertada e inteligente de sus parejas femeninas, no era aceptable. ¿Cómo retirar entonces este spot infame? pues el Ministerio de Sanidad, dirigido por una ministra, se le ocurrió un subterfugio perfecto ante la opinión pública: "este anuncio debe ser retirado porque incita al consumo de alimentos altos en grasas, y esto es nocivo para la salud". Si esta preocupación fuese auténtica, por igual motivo debieran retirarse el resto de anuncios de restaurantes americanos de comida rápida, de esta empresa y de otras que continúan emitiéndose sin restricciones, incitando por supuesto al consumo de alimentos altos en grasas animales nocivas para la salud.
No cuela.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Comparto un artículo relacionado con este ambiente de censura que se respira no solo en publicidad.
https://hombressolos.wordpress.com/2018/03/09/que-es-una-feminazi/