lunes, 26 de marzo de 2007

NIGERIA: más hombre lapidados que mujeres.

FUENTE:
http://ayudaafamiliasseparadas.fiestras.com/servlet/ContentServer?pagename=R&c=Articulo&cid=1078151791342&pubid=988617426871&PaginaActual=8

A esos hombres que son maltratados por sus mujeres que les dirían estos publicitas: TÚ SI QUE ESTAS SOLO, puesto que para ellos es como si no existieran y eso es lo que intentan hacer pensar a la población y de hecho resultados si que da, se podría aplicar por tanto el dicho de que OJOS QUE NO VEN CORAZON QUE NO SIENTE, es decir si la población no ve hombres maltratados en la TV estos no existen, y por tanto no tienen remordimientos de conciencia ya que la conciencia de la sociedad son los medios de comunicación.
También hay que tener en cuenta la propaganda que hacen las feministas y Amnistía Internacional sobre la lapidación en Nigeria, donde casi todo el mundo en España tiene la idea de que únicamente se lapidan a mujeres por ser condenadas por adulterio, pero eso es mentira e incluso mueren más hombres lapidados que mujeres por adulterio, e incluso te pueden condenar a 80 latigazos por consumir alcohol tanto si eres hombre o mujer, lo que sucede es que si eres hombre para los periodistas no existes, y no merece ser mencionado mirar la pagina de amnistía internacional si no os lo creéis: http://www.es.amnesty.org/nigeria/
Así que en este caso se vio la forma tan falsa y estereotipada en la que actúa el Instituto de la Mujer considerando a la mujer siempre como victima e intentando justificar cualquier acto horrible que sea protagonizado por una mujer como una consecuencia de la represión a la que esta sometida o en defensa propia.
Debido a ello no son pocos los casos de mujeres que mataron a sus maridos a las que se les han concedido el indulto por haber sido victimas de malos tratos aunque no puedan demostrarlo y por tanto pueda ser mentira.
Sin embargo lo más gracioso es que las feministas se atreven a llamar a esto igualdad y dicen que han conseguido mucho pero que todavía queda mucho por conseguir MIEDO ME DAN.

No hay comentarios: